Qué ver en Valladolid

Comparte la noticia:

Hasta Valladolid llega el AVE, aconsejamos partir de cualquier punto de España con el tren para disfrutar de los increíbles paisajes. Una vez en Valladolid el tapeo y la historia se funden en uno, es imposible saborear Valladolid sin estar probando un trocito de su historia.

El Pisuerga:

Pasa por Valladolid creando una estela de vegetación y humedad que le dan ese encanto tan personal.

El río Pisuerga es tan beneficioso como problemático, a veces, con las lluvias el caudal se desborda causando inundaciones. Es el más importante de la ciudad, hasta los años 70 no se empezó a construir al otro lado del río. Si bien ha dado muchos beneficios a la ciudad, también ha dado mas de un susto con sus famosas inundaciones. Pero sin duda es un lugar para visitar e ir a pasear con tranquilidad solo, en familia, con la pareja o con el perro.

Museos:

Hay dos que no puedes dejar de visitar: el Museo Nacional de Escultura en el edificio del Colegio San Gregorio y el Museo de Arte Oriental en el Monasterio de los Filipinos. Son de lo más interesantes y si tu objetivo es aprender, este es tu itinerario.

Podrás encontrar muchos más pero eso queda a tu libre elección. ¡Para gustos museos!

Plaza Mayor:

Como en todos los pueblos y ciudades, en el centro se encuentra el edificio del Ayuntamiento y por tanto, la Plaza Mayor. Pero si sigues callejeando verás a mano derecha otra hermosa placita llamada la Iglesia de Santiago y si sigues callejeando muy muy cerca te toparás con Las Francesas, es bastante interesante, por lo que te animamos a entrar y ver el bonito patio de las Tabas. Entre visita y visita tómate un descanso en alguno de los bonitos café, te aconsejamos tomarte uno acompañado de yemas, ¡las hacen buenísimas!

Gastronomía:

comer-en-valladolid

En Castilla y León el plato estrella son los asados y en Valladolid no iba a ser menos. El lechazo asado es el plato estrella, no te diremos porqué, ¡pruébalo! Es obligado. Las salchichas de Zaratán blancas y rojas son otro manjar de estas lustrosas tierras. Acompañadas de un vino blanco de rueda todo saber 10 veces mejor y acompañado por el típico pan de rosca.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *