Cómo instalar Vmware y sus requisitos

Comparte la noticia:

En los últimos tiempos, la complejidad de las Tecnologías de la Información ha aumentado y su eficiencia ha caído en picado. La virtualización invierte esta tendencia simplificando su infraestructura para “conseguir más con menos”.

La virtualización permite utilizar menos servidores para ejecutar sus aplicaciones. Con ella, cada aplicación y sistema operativo residen en un contenedor de software independiente llamado máquina virtual o mv, y cada una está totalmente aislada. Sin embargo, recursos informáticos, Unidad Central de Procesamiento (CPU) y red se unen y se ponen al servicio de cada máquina virtual de forma dinámica gracias a un programa llamado hipervisor; de este modo, todas las aplicaciones disponen de lo necesario para alcanzar su máximo rendimiento. Además, todos los servidores funcionan a máxima capacidad por lo que ya se necesita menos.

Los equipos y gastos disminuyen de forma drástica mientras que las aplicaciones ofrecen un rendimiento muy superior y el resultado final es más valor a menor coste, menor complejidad y un mantenimiento más rápido. Podrás dedicar más tiempo a necesidades reales de tu negocio. Quizás es el momento de instalar vmware.

No toda virtualización es igual

VMware es con mucho la plataforma preferida por las empresas de todos los tamaños y también la que goza de mayor implantación. Su tecnología es la más avanzada, la que más prestaciones ofrece y la que marca la diferencia. A través de su implantación obtendrá niveles de servicio dos o tres veces superiores para las cargas de trabajo más exigentes, además de una gestión de TI simplificada; tareas que antes llevaban mucho tiempo (horas) pueden hacerse en minutos.

Ninguna empresa puede permitirse sufrir una interrupción de sus aplicaciones y la virtualización de VMware supondrá esa garantía. Esta plataforma se caracteriza por su alta disponibilidad y su tolerancia a fallos; si falla un servidor no afectará a sus aplicaciones. VMware certifica que no habrá interrupciones, ni pérdidas de datos, ni necesidad de intervención humana. Eso se traduce en eficiencia y a su vez en ahorro. Y ese ahorro y eficiencia se multiplica con cada aplicación que virtualice.

Del mismo modo, es esencial la protección contra las intrusiones. Por ello VMware blinda las aplicaciones y los datos con un sistema de seguridad unificado y fácil de usar en todos los niveles. De hecho, la protección de VMware hace que sus activos virtuales estén todavía más seguros que en los entornos físicos mejor fortificados.

Como instalar VMware

Lo más sencillo (para empezar) es entrar en la página web de VMware y registrarse. Una vez registrados existe la posibilidad de descargarse versiones de prueba. En el caso de la opción Vspher (esx) la descarga es totalmente gratuita (incluyendo la licencia). Y, aunque menos sofisticada que el resto, resulta muy útil para ir familiarizándose y aprendiendo en este ámbito.

En definitiva, la virtualización es imprescindible en el entorno informático actual, tanto para avanzar como para proteger tu empresa. Para ello, es necesario elegir una solución de virtualización con prudencia. Por tanto, elegir la plataforma más fiable y que ofrece el mayor beneficio y ahorro, así como la mayor capacidad de respuesta para tu negocio es la opción más acertada.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *